Inicio » Noticias » Pronóstico para la carrera de Tudela de Duero
Trofeos para los vencedores

Pronóstico para la carrera de Tudela de Duero

Este domingo comienza la competición en Castilla y León. Como es costumbre, además de los equipos de la región, se acercarán numerosos representantes de la Comunidad de Madrid, con los Rock Sierra, que debutan en Tudela de Duero, los Orquín, algo más rodados, Ciclos Corredor, Getafe, Esteve, STM Sport Fluiters, Xcorial Factory Racing. También se acercarán equipos venidos desde más lejos, como los gallegos del Norinver o los cántabros del Unidos por un Reto.

La prueba será el debut para muchos equipos, por lo que es difícil aventurarse a dar un favorito. Habrá que ver la representación con la que acude el Orquín a la cita, pero “El Puma” y Peces han demostrado estar muy fuertes en las dos pruebas (Daroca y Herrera del Duque) disputadas hasta el momento. Seguro que el equipo Rock Sierra no se lo pondrá fácil, con los Pispajo, Turégano, Rebollo y compañía y es que les imagino deseosos de estrenar esa bota de vino. El Ciclos Corredor cuenta en sus filas con Andrés Gil, que parece que ha vuelto con ganas. De ser así será un rival a tener en cuenta. Los locales del Más Madera – Floor Step también han empezado muy fuerte, con un Miguelín rindiendo al nivel que nos tiene acostumbrados al principio de temporada y un Alberto Sánchez que ya ha inaugurado su palmarés. A esta cita los vallisoletanos acuden con la plantilla al completo. Otros que debutan son los corredores del Loterías Nº2 de Astorga, veremos si los refuerzos suplen la baja de Ramón García (ahora en las filas del Más Madera) y si los Cavero y Antón mantienen el gran nivel demostrado el pasado año.

El año pasado el vencedor fue Mario Gutiérrez (DAF) que sorprendió al pelotón en las calles de Tudela, arrancando a un kilómetro de meta y logrando una ventaja que le permitió vencer con aparente facilidad. Previamente la carrera estuvo protagonizada por una escapada de la que quedó en solitario “El Puma”, que fue neutralizado finalmente gracias al trabajo del AC Marriott.

Recorrido

La carrera nos llevará hasta Olivares de Duero donde giraremos a la derecha para cuzar hasta Quintanilla de Onésimo camino de Cogeces del Monte. Hacemos un bucle por Torrescárcela y Aldealbar y volvemos por donde vinimos.

Route 2.446.357 – powered by www.bikemap.net

Análisis del recorrido

Como ya se pudo comprobar en la pasada edición, el recorrido es bastante duro. No hay grandes subidas, pero sí muchos repechos seguidos de páramos. Aquí no se baja después de subir, hay que seguir dándole a los pedales, y si hace viento, el destrozo puede ser de aúpa.

Hasta Olivares (km 25 de carrera) la dificultad no es excesiva. Otros años el pelotón ha rodado compacto hasta allí. Claro que depende mucho de como y de donde sople el viento. Como más daño puede hacer eolo es si procede del norte. En ese caso tendríamos el viento lateral desde Villabáñez hasta Olivares, lo que significa ir encunetados, y luego favorable a partir de Olivares, donde encontraremos las subidas más duras. A la vuelta el pelotón ya habrá desaparecido como tal, y sólo quedarán grupos que se las tendrán que ver con el viento y las cuestas.

Si el viento soplase del sur la cosa sería más fácil. Pasaríamos menos frío y los ánimos se calmarían en las subidas, pues aguantaría más gente en cabeza y puede que nadie continuase tirando en los páramos con el viento de cara, lo que permitiría que el pelotón se agrupase. De momento la predicción apunta a un ligero viento del oeste.

Saliendo de Quintanilla de Onésimo, en el kilómetro 25 de carrera aproximadamente,  tenemos el “coco” del día: la subida conocida como “La Planta“. Se trata de una ascensión de unos 2,5 km con pendiente media, bastante constante, de 5%. Los últimos 100 metros son algo más duros. El principal inconveniente es que tras coronar no hay bajada. La carretera continúa por un páramo entre pinos de 3,5 km y nos lleva, tras un rápido descenso, hasta una nueva subida.

Monasterio de La Armedilla
Monasterio de La Armedilla

Esta subida se conoce como “La Armedilla” y debe su nombre al Monasterio de Nuestra Señora de la Armedilla, que dejaremos a la izquierda cuando terminemos la cuesta. Es mucho más tendida que la anterior y de longitud similar. Seguramente se hará “a plato”.

Otro páramo en línea recta de 3,5 km y llegamos a Cogeces. El paso por el pueblo pica para arriba, más os vale no despistaros mucho. Seguimos hasta Torrescárcela donde nos encontraremos otro rampón, esta vez antes del pueblo y giramos hacia la derecha rumbo a Aldealbar.

Subida a la salida de Aldealbar
Subida a la salida de Aldealbar

Para llegar a este pueblo, situado en un valle, el último del bucle que nos conduce de nuevo hasta Cogeces, tenemos que girar de nuevo a la derecha y descender. Hay cuatro bandas fresadas justo a la entrada del pueblo que se cogen a mucha velocidad, ojo allí. Salimos del pueblo y… ¡Otrasubidita! Esta tiene 1,5 km y una curva de herradura al principio, la zona más dura. Después suaviza bastante.

Llegamos a Cogeces y comenzamos a deshacer el camino andado, así que si habéis sido observadores ya sabréis lo que os espera. Descendemos la cuesta de La Armedilla y en el kilómetro 59 de carrera tenemos la subida al páramo de La Planta que descendimos antes. En ese punto la carrera ya estará bastante estabilizada e imagino que no habrá mucha batalla. Todavía queda mucho terreno para jugarse la carrera por delante, y los de detrás irán mejor en buena armonía y colaboración. Son 2 km y las piernas ya llevan bastante castigo.

Seguimos carrera hasta Olivares y tomamos dirección hacia Villabáñez. ¿Os acordáis de aquella bajada tan larga y rápida que hicimos en el primer tramo de la carrera? Pues ahora nos toca subirla… Subida pestosaque puede ser la que decida el vencedor. Está en el kilómetro 73, a 17 km de meta y tiene 2,5 km de longitud. La pendiente es bastante homogénea, aunque se endurece un poco al final.

Desde allí hay 15 km hasta meta, con los tres repechines que pasamos al principio. La entrada a la recta de meta se hace por el mismo sitio por el que salimos, pero en sentido contrario, claro. Una última curva de 90º a la derecha y a lanzar el sprint como si no hubiera mañana.

© Copyright Jesús Ángel, Algunos derechos reservados. Escrito para: Ciclismo máster

Ver también

Mariscos Castellar 2018

El Mariscos Castellar calienta motores para 2018

Share this on WhatsAppEl Club Deportivo Mariscos Castellar afronta ya los preparativos para la que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *