Inicio » Miscelánea » Qué hacer ante una fractura de clavícula
Fractura de clavícula

Qué hacer ante una fractura de clavícula

Fractura de clavícula de Cancellara
Fractura de clavícula de Cancellara en los JJ.OO de 2012

Si llevas algunos años montando en bici seguramente tú mismo o algún conocido haya sufrido una fractura de clavícula como consecuencia de una caída.

La frecuencia de esta lesión se debe a la forma en la que los ciclistas suelen caer de la bicicleta. Cuando el cuerpo cae directamente sobre el hombro, la clavícula –que tiene forma de S– se comprime y es propensa a romperse. Si tienes la desgracia de sufrir esta lesión te darás cuenta enseguida, al mover el brazo notarás un dolor extremo y probablemente oigas el hueso romperse cuando golpees el suelo.

Es importante tratar adecuadamente este tipo de fracturas ya que, cuando la lesión se cura bien el hueso recupera por completo su funcionalidad pero si no es así, las repercusiones se extienden más allá de la clavícula. Recordad que este hueso está situado a cada uno de los lados del cuello y que une el omóplato con la parte superior del esternón. La clavícula actúa como un puntal que conecta el brazo con el pecho; cualquier giro o desplazamiento en ese sistema podría acarrear problemas a largo plazo.

“Si se cura en una posición donde hay acortamiento (es decir, el hueso no llega a la articulación del hombro) puede haber alguna debilidad”.

Qué hacer si sufres una fractura de clavícula

 

Ciclista en hospitalSi sospechas que te has roto la clavícula, debes acudir rápidamente a un centro de salud, ya que alrededor de la clavícula hay vasos sanguíneos grandes que pueden haberse visto afectados y que podrían haber sido dañados. Si estás federado debes ir a alguno de los centros concertados por el seguro de tu federación, si no los sabes, puedes pedir a los compañeros que llamen al teléfono de atención de la aseguradora que aparece en tu licencia (si no es así, es buena idea que lo apuntes sobre alguna etiqueta adhesiva). Recuerda enviar el parte de accidentes a la Federación el día siguiente para que hagan los trámites necesarios.

Opciones de tratamiento

Una vez realizada la oportuna radiografía con rayos X, el médico establecerá la gravedad de la fractura, que determinará el curso del tratamiento necesario:

  • Una eslinga: una pequeña fractura sin desplazamiento tiene una solución bastante sencilla. Por lo general, el médico pondrá su brazo  en un cabestrillo y le dirá que regrese en seis semanas.
  • La opción quirúrgica: si hay algún tipo de desplazamiento del hueso respecto a su posición original, las cosas se vuelven más complicadas.

En los últimos años la tendencia ha cambiado y cada vez se opta con más frecuencia por la cirugía, ya que los pacientes que son operados suelen recuperar el 100% de la funcionalidad y los tiempos de recuperación se acortan mucho. De hecho, los pacientes que son operados pueden usar su brazo al día siguiente de la cirugía en muchos casos.

La cirugía de la clavícula consiste en colocar una pequeña placa sobre la fractura. En aproximadamente el 10 por ciento de los casos, la placa puede tener que ser extraída más tarde; esto es especialmente común en las mujeres que suelen manifestar molestias por los bolsos o las cintas de los sujetadores al oprimir el área sobre la placa. En los casos en que el ciclista también ha sufrido algún tipo de daño en las piernas, la cirugía puede ser muy útil, ya que sus hombros pueden sujetar las muletas al día siguiente.

Placa para fijar la clavícula
Placa para fijar la clavícula

Sin embargo, la cirugía tiene sus riesgos. Además de la probabilidad de tener que pasar por quirófano una segunda vez para retirar la placa, no hay que olvidar el riesgo de sufrir una infección. En cualquier caso, si te saltas la cirugía y la factura no se cura bien, puedes sufrir durante seis u ocho semanas para nada, sólo para descubrir que tienes que someterte a cirugía de todos modos.

Pronóstico para la recuperación

Bulto en la clavícula
Bulto en la clavícula

En el transcurso de la recuperación tras la fractura, muchos ciclistas notan una protuberancia en la clavícula –un pequeño callo donde el hueso se suelda–. La aparición de esta protuberancia es cuestión de suerte, pero si estás “fino” y no tienes demasiada grasa corporal es probable que se note cualquier pequeño bulto que aparezca tras la curación.

Siempre y cuando todo se cure correctamente, una fractura de clavícula no debe aumentar las posibilidades de sufrir una segunda fractura. “Si cura bien, es como si nunca hubiera roto”. Sin embargo, si la curación no fue buena, cualquier caída puede provocar que el hueso se rompa de nuevo.

Por esto hay que tomarse en serio este tipo de lesiones. Si caes con el hombro sobre el suelo y crees que te puedes haber roto la clavícula, debes acudir al médico. Una fractura de clavícula no es la peor de las lesiones. Salvo que la cosa se complique, es probable que puedas volver a montar rápidamente. Con cirugía incluso podrías salir de nuevo a la carretera en unos días. Sin ella, serás esclavo del rodillo durante seis semanas por lo menos. De cualquier forma, tendrás una gran historia que contar en tu próximo entrenamiento.

© Copyright Jesús Ángel, Algunos derechos reservados. Escrito para: Ciclismo máster

Ver también

AUT

Autorizaciones de uso terapéutico AUT/TUE

Share this on WhatsAppComo deportista, puedes estar enfermo o sufrir unas condiciones físicas que requieran …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *