Inicio » Noticias » Las pruebas de los frenos de disco continuarán en 2018
Frenos disco máster

Las pruebas de los frenos de disco continuarán en 2018

Casi tres años después de que la UCI anunciara las pruebas de los frenos de disco en las carreras de carretera, estas continuarán por cuarta temporada en 2018, mientras todavía seguimos sin una normativa definida y completa respecto a esta polémica tecnología.

El 14 de abril de 2015, la UCI anunció que durante los meses de agosto y septiembre de ese año se comenzarían a introducir los frenos de disco en las carreras de carretera para ciclistas profesionales. En ese mismo comunicado de prensa, la UCI señaló que “si la experiencia es satisfactoria, los frenos de disco se introducirán oficialmente en el WorldTour en 2017. El objetivo es introducir los frenos de disco en todas las categorías del ciclismo de carretera”. Las pruebas se suspendieron tras la caída en la Paris-Roubaix de 2016, en la que el ciclista del equipo Movistar, Fran Ventoso, sufrió lesiones provocadas por un disco de freno, reanudándose éstas en la temporada 2017 sin sufrir cambios respecto a la prueba inicial.

Las ideas para colocar tapas o carenados sobre los frenos de disco para evitar cortes o quemaduras en caso de caídas parecen haber perdido fuerza. Más allá de los aspectos relacionados con la seguridad, las pruebas todavía tienen que fijar un estándar para los tamaños de los discos, ya que esto tiene implicaciones para las asistencias neutras en las carreras. En el pasado Tour de Francia los vehículos neutros de Mavic llevaban únicamente ruedas con discos de 160 mm a pesar de que corredores como Marcel Kittel (Quick-Step Floors) y Michael Matthews (Team Sunweb) optaron por llevar discos de 140 mm y por tanto dependían de la asistencia de sus propios equipos.

Para 2018, las pruebas continuarán “con las mismas condiciones que en 2017”. Parece que el tamaño de los discos más habitual será de 160 mm, siempre con bordes redondeados o achaflanados para minimizar la posibilidad de cortes. Dos años y medio de pruebas deberían ser suficientes para probar un producto en competición y ultimar tanto los estándares de seguridad como los técnicos, pero la implementación de los frenos de disco está siendo complicada por diversos motivos.

Si bien Shimano y SRAM disponen de frenos de disco hidráulicos desde hace algún tiempo, Campagnolo lanzó su gama de grupos equipados con frenos de disco en mayo de este año. Los dos equipos WorldTour patrocinados por Campagnolo –Movistar y Lotto-Soudal– disponen de bicicletas que cuentan con la opción de montar frenos de disco, Canyon en Movistar y Ridley en Lotto-Soudal. Aunque Campagnolo ha confirmado que ambos equipos han probado prototipos de grupos desde hace algún tiempo, ninguno de ellos ha competido con frenos de disco a pesar de haber tenido la oportunidad de hacerlo.

De cara a la próxima temporada, suponiendo que cada equipo WorldTour mantenga sus proveedores actuales de cuadros, ni BMC Racing ni FDJ tienen un cuadro equipado con discos aprobado aún por la UCI. A menos que la UCI lo apruebe, estos equipos no podrán usar bicis con frenos de disco en competición.

BMC y Lapierre disponen de modelos equipados con frenos de disco, aunque en el caso de Lapierre es poco probable que los vaya a usar en las carreras del WorldTour y la falta de registro en la UCI lo dice todo. AG2R La Mondiale, Team Dimension Data y Team Sky cuentan con bicis registradas y equipadas con discos de UCI para competir.

Y ahí radica el problema: hasta que cada equipo de WorldTour (los equipos Pro Continental y Continental son un caso aparte), tenga la opción de competir con frenos de disco, no finalizará el periodo de prueba.

El aspecto más importante que rodea a los frenos de disco, y a cualquier cambio de las reglas en el ciclismo, siempre debe ser la seguridad del ciclista y del espectador. Los asociación de ciclistas profesionales (CPA) ha admitido que no tienen ningún poder de decisión en lo que respecta a la introducción de los frenos de disco en las carreras, a pesar de ser el colectivo más afectado por esta novedad, que incluye a la UCI y a la Federación Mundial de la Industria de Artículos Deportivos (WFSGI). El principal problema que ve la CPA respecto a las pruebas que se están llevando a cabo es la diferencia de potencia de frenado que se da en el pelotón, con corredores que llevan frenos de disco y otros con los puentes tradicionales.

La UCI depende en gran medida de la WFSGI para que le proporcione información técnica y ponga el foco en los aspectos relacionados con seguridad en lo que respecta a los frenos de disco en las carreras de carretera. La WFSGI, cuyos miembros incluyen a Shimano, SRAM, Campagnolo y a los líderes de la industria del ciclismo, también cuenta con miembros como Nike, Puma y Adidas. Son este núcleo económico y la poderosa industria las que se enfrentan a una CPA comparativamente mucho más débil.

Los discos seguirán prohibidos en la categoría master

Tal como hemos comentado en los párrafos anteriores, las pruebas durante 2018 continuarán en las mismas condiciones que los tres años anteriores. Esto quiere decir que sólo en aquellas carreras del WorldTour en las que la UCI lo apruebe se podrán usar frenos de disco. Esto excluye al resto de categorías, la de los corredores máster entre ellas.

Sin embargo, algunas federaciones como la británica ha optado por tomar una decisión más atrevida y autorizará el uso de frenos de disco en todas las categorías de ciclismo de carretera a partir del 1 de enero de 2018. El principal motivo que les ha movido a tomar esta decisión ha sido, según las declaraciones de un responsable, “eliminar una barrera que impide actualmente a algunas personas participar en las competiciones”. La federación británica se une así a federaciones como la Estadounidense, la Australiana o, más recientemente, la Canadiense. Las pruebas que se celebren bajo el paraguas de la UCI, en lo que respecta al uso de frenos de disco, seguirán rigiéndose por las normas de ésta.

Ver también

atropello ciclistas

La Manada y la Drogada

Share this on WhatsAppLa sentencia sobre el caso conocido como “La Manada” y la reciente …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *