Inicio » Noticias » El gobierno excluye a las bicicletas del Plan MOVEA 2017
MOVEA sin bicis

El gobierno excluye a las bicicletas del Plan MOVEA 2017

El Plan de Impulso a la movilidad con vehículos de energías alternativas (MOVEA 2017) no incluirá ayudas para la compra de bicicletas eléctricas.

Desde octubre de 2013 cuando fue aprobado el Plan PIMA Aire 2 por el Ministerio de Medio Ambiente la bicicleta eléctrica venía siendo incluida en los sucesivos Planes del Gobierno (Pima 3, Lima 4 y Movea 2015 y 2016) como vehículo objeto de subvención con 200€ por bicicleta eléctrica.

Sin embargo en el recién aprobado MOVEA 2017 el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad no ha querido seguir incluyéndolas, por el simple motivo de “lo farragoso” que se vuelve para el Ministerio gestionar subvenciones tan pequeñas con miles de puntos de venta de bicicletas, según nos han trasladado algunos responsables de Industria del propio Ministerio.

Las asociaciones por la movilidad eléctrica, AEDIVE y AMBE, no han dejado en las semanas previas de presionar al Gobierno para incluir a un sector que en 2016 generó un total de 2.000 nuevos puestos de trabajo (10,64% de crecimiento del empleo), que facturó 70 millones de euros en venta de bicicletas eléctricas, alcanzando las 40.268 unidades vendidas frente a las 793 motocicletas eléctricas y los 629 ciclomotores eléctricos vendidos en el mismo periodo, según AEDIVE, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico.

Y así el Ministerio aparta a la bicicleta eléctrica como posible herramienta de mejora de la calidad del aire y disminución de la contaminación, sin más explicación ni motivación.

De este modo, el Ministerio y el Gobierno desatienden un sector que en su conjunto en 2016 generó un total de 2.000 nuevos puestos de trabajo (10,64% de crecimiento del empleo), que facturó 70 millones de euros en venta de bicicletas eléctricas, alcanzando las 40.268 unidades vendidas por las 793 motocicletas eléctricas vendidas y los 629 ciclomotores eléctricos vendidos en el mismo periodo, según AEDIVE, la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico.

Sin embargo, a pesar de estas notables diferencias en cifras de venta y por tanto en acogida y utilización de un tipo de vehículo y otro el nuevo Plan MOVEA destina entre 1.000 y 2.000€ para cada motocicleta eléctrica subvencionada.

Con esta decisión el Ministerio demuestra, no sólo una notable falta de interés ante un vehículo, la bicicleta eléctrica, que está llamado a producir una transformación profunda de la movilidad en nuestras ciudades, tal y como está ocurriendo en los Países Bajos  o en Alemania, sino que además se desentiende por completo de cualquier objetivo de fomentar los hábitos saludables y los medios de transporte activos que también ayudarían a reducir la tasa de mortalidad por enfermedades entre ellas las relacionadas con la obesidad (más de 3 millones de personas fallecen al año en el mundo por enfermedades relacionadas con la obesidad según la ONU).

AMBE había trasladado al Gobierno la petición de que se siguiera subvencionando a la bicicleta eléctrica (1.740€ de precio medio en España en 2016, según informe AMBE, El Sector de la Bicicleta en Cifras 2016) con los 200€ por bicicleta que hasta ahora habían contemplado los Planes PIMA 2, 3 y 4 y el anterior MOVEA 2016, máxime cuando la cuantía destinada a la bicicleta eléctrica en el MOVEA 2016, 200.000€ sólo suponía un 1% del total de dicho Plan, ajustándose de un modo muy razonable al porcentaje de empleos que mantiene el sector de la bicicleta (20.803 trabajadores en 2016) frente a los 2 millones de empleos de sectores como el de la Automoción.

Un pobre argumento.

Pero lamentablemente entendemos que finalmente el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, se ha guiado por la dificultad que le supuso gestionar las 1.000 bicicletas eléctricas subvencionadas por el MOVEA 2016, cuándo se trata de un sector, éste de la bicicleta, muy atomizado (3.138 tiendas de venta de bicicletas) en su parte de comercio al por menor.

Además existen otras muchas posibles fórmulas de subvencionar la bicicleta eléctrica como medio de transporte por ejemplo directamente a través de las Empresas, Universidades o incluso Administraciones Públicas que deseen fomentar este sostenible, no contaminante y saludable modo de transporte entre sus trabajadores y estudiantes.

Si había algún interés en mantener a la bici eléctrica dentro del Plan se podría haber encontrado alguna fórmula para minimizar los trámites que, hay que recordar también, se multiplicaron por errores incomprensibles en la redacción de los formularios del Plan 2016 por los cuales se debieron rehacer varias veces para miles de clientes.

Pero lejos de buscar una fórmula adecuada el Ministerio ha preferido obviar una realidad, la bicicleta de pedaleo asistido.

Fuente: AMBE

© Copyright Jesús Ángel, Algunos derechos reservados. Escrito para: Ciclismo máster

Ver también

Fundación Marcelino Oliver

Nace la Fundación Marcelino Oliver para ayudar a ciclistas víctimas de violencia víal

Share this on WhatsAppLa Fundación Marcelino Oliver es una organización sin ánimo de lucro que …

3 Comentarios

  1. Pascal Camaleon

    No esperaba menos, la bicicleta es de pobres.
    Buscamos maneras alternativas de movilidad en las ciudades, no contaminantes, lo tenemos delante desde hace años, pero la solución es un coche eléctrico que contamina, pero no se ve, porque la energía que se usa, se transforma a cientos de kilómetros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *