Inicio » Miscelánea » La crisis y las carreras

La crisis y las carreras

Este fin de semana, debido a la operación salida con motivo del mes de julio y el comienzo de las vacaciones, no hemos tenido carreras. A principios de año el calendario se presentaba bastante completo, pero a medida que ha transcurrido la temporada, la suspensión de algunas pruebas, el cambio de fechas de otras, las coincidencias entre varias carreras unos fines de semana mientras otros quedaban desiertos, han hecho que al final los días de competición (al menos en mi caso) hayan sido menos que el año pasado.

Las últimas carreras a las que he asistido han contado con una participación muy discreta. En León no pasamos de 80 corredores, en Burgos salimos algo menos de 70 y en Ciudad Rodrigo y Arroyo no llegamos a los 60. Es curioso el caso de esta última prueba, organizada durante 6 años por el Club Ciclista Parquesol, durante los cuales no se ha cobrado inscripción (este año ha sido la excepción) y ha contado siempre con un aperitivo al final, duchas, trofeos y premios bastante atractivos. A pesar de todo esto, la participación siempre ha sido muy discreta. El próximo año es muy posible que ya no podamos correrla, pues los organizadores están cansados de trabajar para que luego corran “cuatro amigos”. Otros años contaban con apoyos que permitían correr con los gastos de la prueba sin embargo este año ya no se contaba con ellos y han perdido dinero, ya que los 560 € de las inscripciones no dan para cubrir todos los gastos que conlleva la organización.

Lo que me extraña es que en el més de febrero o marzo, cuando hace frío y la meteorología no suele acompañar, los pelotones en las carreras rocen los 200 corredores mientras que en la época estival el pelotón adelgaza cual corredor que prepara una gran cita. Supongo que gran parte de la culpa la tendrá la conciliación con la familia o el exceso de entusiamo durante el comienzo de la temporada, que hace que la gente llegue cansada a estas alturas del año. Sea como fuere, el caso es que la situación no parece que vaya a remontar el vuelo.

En la próxima Vuelta a la Rioja alta, que se disputará el fin de semana del 7 y 8 de julio, las preinscripciones no iban a buen ritmo. Si tenemos en cuenta que la última semana la inscripción es más cara, parece poco probable una inscripción en masa los días previos al comienzo de la carrera. Ese  mismo fin de semana se disputará una prueba del trofeo Castilla y León en Coreses (Zamora).

Si hablamos del ciclismo “de base” la cosa es mucho peor. Aquí se junta la escasez de carreras con la de corredores. Recientemente se disputó la Vuelta a Segovia Sub-23 donde sólo salieron 120 corredores. El organizador sacó adelante la carrera porque ésta celebraba su 50ª edición, pero mucho me temo que el año que viene no tendremos la edición 51º.

Frente a esta situación tenemos también casos de éxito como por ejemplo el de la marcha cicloturista Quebrantahuesos. Un modelo de negocio que se mantiene e incluso va a más año tras año. Seguro que muchos de los compañeros de la Peña Ciclista Edelweiss que empezaron ese proyecto allá por 1990 nunca soñaron con reunir en Sabiñánigo a más de 10.000 ciclistas. Para la edición de este año, la Peña Ciclista Edelweiss ha dejado la organización de la marcha en manos de una empresa (Octagon). Muchas han sido las críticas recibidas por este motivo, sin embargo no termino de ver donde está el problema. Una empresa trabaja para ofrecer un servicio y cobrar por él, obteniendo por ello un beneficio Cada cual es libre de decidir si le compensa pagar el importe de la inscripción. Por los comentarios de algunos participantes en esta edición, la organización ha estado a la altura de años anteriores.

Continuando con el tema de la Quebrantahuesos, un tema que da para hablar largo y tendido, otra de las críticas que recibe es la de la masificación que lleva asociada. Es cierto que Sabiñánigo se ve invadida de ciclistas ese fin de semana, y que el pelotón de la marcha impresiona. Sin embargo, en mi opinión es una de las cosas bonitas que tiene esta marcha. El viernes, a medida que te acercas a Sabiñánigo ves bicicletas en la mayoría de los vehículos con los que coincides. En las calles de la localidad oscense se respira ciclismo y no digamos en el pabellón donde se recogen las inscripciones.

En fin, alegrémonos del éxito de todas las actividades relacionadas con el ciclismo, sean del tipo que sea, pues de momento hay variedad para todos los gustos. El próximo sábado se disputará una nueva marcha ciclista con el Canal de Castilla como atractivo y las grandes clásicas europeas como modelo. Serán 228 km con 55 km de sterrato. Los comienzos siempre son difíciles, pero quien sabe, igual dentro de 20 años todos nos peguemos por participar en ella 🙂

© Copyright Jesús Ángel, Algunos derechos reservados. Escrito para: Ciclismo máster

Ver también

Banda

Detenida peligrosa banda

Share this on WhatsAppLas actividades de esta peligrosa banda estaban relacionadas con el ciclismo, aunque …

2 Comentarios

  1. Jesus Angel se sabe algo de la carrera de este domingo en Coreses.. hora y lugar de la salida.. y el recorrido??? Un saludo. 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *