Inicio » Mecánica » Se acabaron los pinchazos con X-Sauce
Esto es lo que me enviaron de www.trideporte.com

Se acabaron los pinchazos con X-Sauce

Logotipo de X-SauceYa estaba cansado de los pinchazos, sobre todo con la bici que utilizo para moverme por la ciudad. Es increíble la cantidad de cristales que hay en la calzada. Tras un golpe entre varios coches pocas veces limpian a conciencia los restos de cristales. A los vehículos más grandes no les afectan, pero para las bicis representan, si no estás atento, un pinchazo casi seguro.

Tras buscar fabricantes de este tipo de productos me decidí por X-Sauce (antes sincamaras) porque, además del líquido, tiene un inyector que permite introducirlo en cámaras que no tienen obús desmontable.

En las tiendas a las que fui no tenían el inyector, así que tuve que compralo en Internet. En www.trideporte.com aparecía entre las marcas con las que trabajaban, pero no figuraba en el catálogo para añadirlo a la cesta de la compra. Tras confirmar con la encargada de la tienda (Fátima Blázquez) que tenían el líquido, la jeringuilla (inyector) y la aguja hice el pedido. Mi sorpresa llegó cuando, al abrir el paquete me encontré con una jeringuilla de 20 ml normal y corriente, nada parecido al inyector que figuraba en la publicidad. Mi recomendación es evitar esta tienda y acudir a www.bikesopportunity.com.

Esto es lo que me enviaron de www.trideporte.com

Por suerte, David, de X-Sauce me solucionó el problema y me envió el inyector (y un bote de su nuevo lubricante para la cadena :-)).

A la espera de que me lleguen los tubulares, que es para lo que quería también el líquido antipinchazos, lo he probado con varias cámaras que tenía defenestradas para ver cómo era de eficaz. El resultado ha sido muy bueno.

Para las cámaras de carretera se recomienda usar 40 ml de producto. Yo he metido 30 ml y ha funcionado bien.

Comprobad el tamaño del inyector y comparadlo con la jeringuilla que me mandaron de trideporte.com

La primera cámara reparada fue la de la bici urbana. Tenía una ligera fuga de aire que me obligaba a hincharla una vez al día (sí, ya sé que podía haber cambiado la cámara, pero mientras tanto iba tirando).  Metí 30 ml de líquido con ayuda del inyector sin desmontar el obús (porque el de esta cámara no es desmontable), inflé la rueda, la monté en la bici y la puse a dar vueltas para que se repartiera el líquido. El invento ha funcionado, ya no tengo que estar con la bomba todos los días 🙂

La segunda cámara recuperada era una del Decathlon y estaba algo ajada. Presentaba una ligera fuga por donde se escapaba el aire muy despacio; el domingo llegué a casa sin problemas pero por la noche casi no quedaba aire. Metí también 30 ml de líquido y repetí el procedimiento de poner a girar la rueda para que se repartiera el líquido. También en este caso se reparó el pinchazo.

Por último probé con una cámara que tenía defenestrada. Se había abierto en la unión de la válvula con la cámara por lo que no se podía arreglar con un parche. De nuevo introduje 30 ml de “salsa”, inflé la cámara y la puse a girar rápidamente. En este caso escuché como se escapaba el aire por el agujero, pero rápidamente se dejó de oír puesto que el aire dejó de salir. De los casi 8 bar que le metí a la cámara se escaparon aproximadamente 4 bar, lo cual no está nada mal teniendo en cuenta que el líquido aún no se había repartido bien cuando empezó a salir el aire. El líquido es más efectivo cuando se introduce con anterioridad al pinchazo.

© Copyright Jesús Ángel, Algunos derechos reservados. Escrito para: Ciclismo máster

Ver también

¿Son adecuadas las calas con holgura?

Share this on WhatsAppEn el mercado existen multitud de combinaciones de pedales, calas y zapatillas. …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *